Tierra Nuestra

Just another WordPress.com weblog

Radiografía mayo 2, 2009

Filed under: 1 — Fiorella Sevedón Amaya @ 8:55 pm

Pero el futuro del mundo como lo conocemos depende de ellos.

¿Se reducirán emisiones de gases?

Por Nirmal Ghosh (Tailandia)

De las principales características del Protocolo de Kioto es vinculante para los objetivos para 37 países industrializados. Ellos son reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un promedio de 5 por ciento de los niveles de 1990 antes de 2012. Pero los Estados Unidos – que emite un estimado de 19,78 toneladas de dióxido de carbono per cápita en comparación con dos de la India toneladas per cápita – no ha ratificado Kioto.

Las conversaciones en Bangkok a principios de este mes para acordar en publicar profunda reducción de las emisiones de 2012 terminó en fracaso, con países desarrollados y países en desarrollo no estar de acuerdo en que había que reducir sus emisiones, cuando – y quién debería financiar medidas de adaptación.

efecto

Hasta ahora, la reducción de emisiones de Kioto están muy lejos de los objetivos prometidos. Algunos dicen que Kyoto es claramente un fracaso. Un problema es que el protocolo incluye una canasta de 12 de los gases y se refiere sólo a las emisiones de la canasta total.

El Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono, sin embargo, las medidas de control específicas para la eliminación gradual del uso de la capa de ozono específicas de gases que dañan. Es el único tratado ambiental internacional que cada país en el planeta ha firmado. Es también el más exitoso tratado entorno internacional cada vez más.

El Protocolo de Montreal se estableció en 1987 después de un agujero en la capa de ozono que protege el planeta fue descubierto. Ofrece concesiones y períodos de gracia a los distintos países para ayudar en la eliminación de sustancias destructoras del ozono (SAO).

De 1991 a julio de este año, el Fondo Multilateral, con sede en Montreal, desembolsó EE.UU. 2.3 mil millones dólares (S 3,2 mil millones dólares) para financiar la eliminación de las SAO. Estas sustancias han sido – y en muchos casos aún son – se utiliza en cientos de aparatos.

Debido a que dichas sustancias están también los conductores del calentamiento global, la eliminación de los clorofluorocarbonos (CFC) – el villano original en la destrucción de la capa de ozono – se ha producido beneficios en términos de frenar el calentamiento global. Dólar por dólar y en toneladas por tonelada, el proceso de eliminación en virtud de Montreal han emitido cuatro veces los beneficios en la reducción de gases de efecto invernadero que Kioto.

Los CFC se han ido reemplazado con una familia de gases llamados HCFC, que también agotan la capa de ozono, aunque en menor medida que los CFC, y son los gases de efecto invernadero a arrancar. Los HCFC se está reduciendo progresivamente a tasas escalonadas en todo el mundo.

efecto_invernadero

Su reemplazo, aunque – una familia de gases de efecto llamada HFC (hidrofluorocarbonos) – mientras que no sean perjudiciales para la capa de ozono, es un motor de gran alcance del calentamiento global.

¡Ay, los HFC como gases de efecto invernadero provienen de Kioto, no de Montreal. Y el enfoque de Kioto es el dióxido de carbono y el metano. Para los de Kyoto, el HFC sigue siendo un gas de menor importancia. Así que los esfuerzos para eliminarlo gradualmente, están en peligro de perderse en la jungla de Kioto.

Con las compras de electrodomésticos, como aparatos de aire acondicionado y refrigeradores aumentando rápidamente en China y la India, el consumo de HFC se está disparando. Según un reciente informe de neerlandés y Estados Unidos-los científicos basados en HFC podría tener un impacto en el calentamiento equivalente a entre el 28 por ciento y 45 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono en 2050.

En la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático conversaciones en Bangkok este mes, algunos países, incluidos los EE.UU., propuso añadir a la cesta de HFC de sustancias controladas en virtud del Protocolo de Montreal. Se propuso establecer un calendario de reducción de los HFC con un período de gracia para los países en desarrollo. El cumplimiento tendría que ser reportados en el Protocolo de Kyoto o su sucesor.

efecto-invernaderoLa lógica de esa medida es que Montreal ha emitido, mientras que Kyoto no ha hecho. HFC fueron creados por Montreal, por lo que es de Montreal, que debería tratar con ellos.

La Unión Europea apoya la propuesta en Bangkok. La propuesta también tiene el apoyo de las organizaciones no gubernamentales como la Agencia de Investigación Ambiental y Greenpeace. La oposición es de esperar, sin embargo, de la India y China, que han invertido tanto en la producción de HFC y su uso.

El nuevo enfoque se plantean los principales retos logísticos y financieros, y tener consecuencias jurídicas. Todos los países tendrán que ratificar los cambios tanto en el de Kyoto y los Protocolos de Montreal. Mover HFC de Kyoto a Montreal por lo tanto no es tan simple como suena.

Pero es una manera de hacer progresos en frenar el calentamiento global – preferible mirar de Kyoto o su caída aparte como sucesor de los casquetes polares se derriten, aumento del nivel del mar, océanos y acidificar salvajes meteorológicos extremos de nuestro mundo.

En el peor, el movimiento puede comprar tiempo para nosotros.

*****************************************************************

El rugido interminable

Por Iván Portilla

Sólo deseo ser libre

Sólo deseo ser libre

Muchas veces me pregunto ¿Qué de bueno tenemos los seres humanos para ser premiados con seguir en este mundo? Somos una raza destructora, o como dirían los expertos en marketing: consumidora… pero, ¿cuál es el límite entre el consumismo y la depredación?.

Hace ya más de un mes un circo se instaló, como de costumbre para fiestas patrias, cerca de casa. Este rodeo montado para la diversión de los pequeños, sobre todo, más que para los adultos (salvo las garotas en diminutas prendas), me era indiferente hasta hace un par de días cuando, de ‘casuela’ pase frente a la entrada del “Circo do Brasil”.

Ya casi en su totalidad desmontado para migrar, supongo, a otra ciudad que tuviera cercana alguna festividad patronal o local que aprovechar, vi a un abuelo cargando en brazos a su nieto. El anciano le señalaba al pequeño el interior de una carpa, pequeña por cierto. Dentro había una jaula igual de pequeña, metro y medio de ancho por cuatro de largo, claro, es una aproximación visual mía, algo lerdo para este tipo de mediciones a distancia.

Debí pronto tragar saliva y contener un largo suspiro, que en mi caso, en este estado depresivo en el que me encuentro, me hubiese motivado un llanto incontenible delante del grupo de gente que esperaba su micro frente a una cabina telefónica.

Habían cuatro leones dentro de la diminuta jaula, todos amontonados como cuando uno sube a un micro lleno o a una combi de Laredo y el cobrador ‘amablemente’ te empuja y te refunde entre los espacios siguiendo la voz de mando: “al fondo hay sitio”.

Traté durante todo el día evitar ese triste pasaje diurno, cuatro fieras que antaño eran indomables y reyes de una sabana ahora estaban prisioneros en un espacio que más que prisión corporal es un tiro de gracia a un alma que nació para ser dueña de su libertad.

Traté de olvidar ese pasaje, dije, pero, aquél animal de mirada lastimera por la mañana, al llegar la noche y ante el sueño apacible e indiferente de muchos vecinos, se encargó de recordarme que a pesar de su encierro interminable y eterno, él seguirá luchando con la única forma de expresión libre e insuperable que le queda y que nadie le podrá arrebatar por más barrotes y estrechas celdas en las que puedan encerrarlo.

Aquel león rugió interminablemente toda la noche, y créanme, su grito era como un trueno que estremecía cada rincón de esta ciudad indiferente y cómplice de la brutalidad humana.

Me sigo preguntando, ¿Qué hicimos para merecer el premio de esta vida en un mundo al cual lo único que le dimos fue destrucción y olvido?

Lo peor es que hoy me siento como él, encerrado en mi mismo sin poder salir, con un rugido contenido y sin eco.

**********************************************************************************

biodiversidad-21

El valor de la biodiversidad para el ser humano es infinito, ya que es la fuente principal de recursos que aseguran su economía, salud, alimentación, tecnología y recreación. Además, nos brinda gratuitamente servicios ambientales que aseguran el abastecimiento y calidad del agua y del aire, la fertilidad de las tierras, la polinización de cultivos, entre otros servicios que serían excesivamente caros de reproducir, en el caso que el hombre pudiera hacerlo.

Perú forma parte de los 12 países más Megadiversos del mundo, y destaca tanto en la variabilidad de sus ecosistemas, como de sus especies y variedades genéticas. Sin embargo, esta ventaja competitiva aprovechada solo en parte por nuestro país y representa un reto enorme para nuestro futuro, ya que gran parte de nuestra economía actual se basa en la explotación de recursos no renovables.

En el Perú, cerca del 65% de la agricultura depende de especies y variedades nativas; el 95% de la ganadería se alimenta de pastos naturales; casi toda la actividad pesquera y forestal se basa en el aprovechamiento de especies nativas (Brack, 2001). En la Amazonía peruana, la dependencia de los recursos biológicos es aún más estrecha.

La pérdida de los recursos de la biodiversidad, es una amenaza latente sobre nuestras reservas alimenticias, madereras, médicas y energéticas, y sobre las oportunidades de recreación y turismo. Asimismo interfiere además con las funciones ecológicas esenciales, tales como la regulación de las aguas servidas, el control de la erosión del suelo, la asimilación de los deshechos y la purificación del agua, y el ciclo del carbono y nutrientes. Debido a la pérdida o conversión de los hábitats a nivel mundial actual, decenas de miles de especies ya están extintas y no es posible tomar medidas preventivas para salvar a las restantes.

En esta sección resumiremos los componentes de la biodiversidad y sus principales características que hacen del Perú un país Megadiverso, y pondremos atención en la gestión de la biodiversidad, que actualmente se lleva a cabo mediante los procesos de Estrategias Regionales y Nacional de Biodiversidad.

Anuncios
 

Sólo un repaso

Filed under: Sin categoría — Fiorella Sevedón Amaya @ 5:46 pm

Esperan un trato mejor.

Esperan un trato mejor.

No dejemos de reconocer la importancia de promover el cuidado de estos hermanos de la naturaleza: Las aves. Detente por un momento y mira a aquellos seres vivos admirados por sus bellos plumajes y cánticos… y por compartir armoniosamente con ellos este planeta.

Según especialistas en Ornitología, en Perú viven más de 1800 especies de aves, cifra que confirma la categorización de nuestro país como uno de los más ricos en Biodiversidad. Hay 55 especies de aves restringidas pero 28% está amenazada de desaparecer y 10% casi amenazada. Aún en las áreas señaladas como “protegidas” hay especies en peligro de estar amenazadas. Por ejemplo:

La Pava aliblanca (Penélope albipennis) se creía extinguida. Es oriunda y habita sólo en el Perú en los bosques secos de Tumbes, Piura, Lambayeque y Cajamarca. En su hábitat se está reduciendo por el sobrepastoreo y la tala indiscriminada de los árboles.

El Paujil carunculado (Crax globulosa) vive en el bosque húmedo tropical cerca de los cursos de agua. Se alimenta de frutos, semillas, hierbas e insectos y es ave dispersora de semillas. El pico es parecido a las gallinas domésticas con formaciones rojas y pesa entre 2 a 3 kilos.

El Potoyunco (Pelecanoides garnotii) vive únicamente en las costas de las aguas frías de la Corriente de Humboldt de Perú y Chile. Se le encuentra desde la Lambayeque a Tacna , es un gran buceador y se alimenta principalmente de zooplancton. Tiene cabeza y dorso negro y el pecho es blanco. Pesa 200 grs.

El Churrete de pecho blanco (Cinciodes palliatus) se encuentra en Junín, Lima, San Martín y Huancavelica. Habita en lugares donde la tierra está bajo agua y donde hay hierbas y rocas. Se ubica entre los 4,400 y 5,000 msnm.

El Churrete real (Cinciodes aricomae), vive en los queñuales húmedos, tiene pico grande y encorvado. Habita las regiones de Cusco y Apurimac, hay menos de cien ejemplares.

Zambullidor de Junín (Podiceps taczanowskii), es especie endémica del lago Junín a 4,080 m. de altura. Su cuerpo es gris y su nuca y cuello negros. Se encuentra amenazado por los relaves y las minas cerca del lago.Picaflor de cometa ventigris (Taphrolesbia griseiventris). Es de color verde naranja en la parte superior y azul oscuro en la parte inferior. Se alimenta del néctar de las flores y mide de 14 a 17 cm.de largo. Es un ave del norte del Perú.